Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
 

Contacto

en Twitter

en Facebook  

Héctor Nespral cuelga las botas con honores

Martes 28 de mayo de 2024
G. Bañó
Fotos: Unionistas C.F. / Ángel Castro / Fierros

El centrocampista ovetense deja el fútbol, a los 31 años, "por falta de ilusión y ambición", y quiere iniciar su carrera en los banquillos.

 

Héctor Nespral-Fernández Fernández (Oviedo 8-2-1993) cuelga las botas. El centrocampista disputó este sábado ante el Arenteiro su último partido como futbolista. El Unionistas ganó 4-0 y se clasificó para la próxima edición de la Copa del Rey, al acabar en séptima posición en Primera RFEF.

Su retirada, a los 31 años, es una decisión que sorprende, después de haber participado en 35 partidos, entre liga y Copa -19 como titular-, anotando tres goles. Los que le vieron jugar esta temporada aseguran que tiene nivel para seguir haciéndolo unos años más de forma semiprofesional.

Salvando las distancias, que no son pocas como reconoce el propio Nespral, es una situación que se asemeja a la de Tony Kroos, que decidió colgar las botas esta temporada, a los 34 años, siendo uno de los candidatos a ganar el balón de oro.

Héctor Nespral se formó en las categorías inferiores del Real Oviedo. Pasó cedido un año en el Astur de Regional Preferente y regresó al Vetusta, desde donde dio el salto al primer equipo, con el que llegó a jugar en Segunda División. Posteriormente militó en Segunda B con el Langreo, Barakaldo y Unionistas de Salamanca, con quien ascendió en su primer año a Primera RFEF, categoría en la que jugó las tres últimas temporadas, acabando todas ellas en la séptima posición.

Este sábado fue despedido con honores en Salamanca, tras decidir colgar las botas "por falta de ilusión y ambición" y quiere iniciar su carrera como entrenador, aquí en Asturias.

- 31 años y el sábado, ante el Arenteiro, jugaste tu último partido como futbolista. ¿Por qué?
- Porque pierdes la ilusión del día a día. Las exigencias son muy altas y me apetecía volver a casa con la familia, con los amigos y con mi chica, sin la exigencia de competir el día a día en el fútbol.

- ¿Fue una decisión meditada?
- Sí, tengo formación detrás como ingeniero y como análisis de datos. Cada año me he planteado volver a casa, sobre todo para estar cerca de mi gente, y justo este año se dieron las circunstancias para dejarlo. Me encuentro bien físicamente, pero me falta la ilusión y ambición, y sería un poco engañarme a mí y al equipo.

- ¿Quieres seguir vinculado en el mundo del fútbol?
- Desconectaré unos días, pero me gustaría seguir ligado al fútbol. Siempre me ha gustado entrenar y si hay la posibilidad de meterme en algún sitio para aprender y enseñar lo que sé.

- ¿Te gusta más el fútbol formativo o el de competición?
- Me gustan los dos, pero me llama más el de competición. Tengo todos los títulos de entrenador, estuve como entrenador de apoyo en el Infantil y el Juvenil de Unionistas, pero me llama más la atención el de competición.

- ¿Qué tipo de entrenador te gustaría ser?
- Aún es pronto para decirlo, depende mucho de las circunstancias, siempre he tenido una buena relación con todos los jugadores. Gestionar egos y plantillas es una cosa que me gustaría, de ahí que me interese el fútbol de competición y transmitir un poco los valores que he aprendido y que el equipo sea ganador, independientemente del objetivo al que opte

- El estadio se puso en pie, los compañeros te hicieron pasillo para salir... dejaste huella en el Unionistas.
- Allí soy una persona muy querida, nos identificamos muy bien la afición y yo. Fueron cuatro años con un nivel deportivo muy bueno para los objetivos que había y creo que he aceptado el momento en el que me dejaba dar un paso a un lado

- De estos más de veinte años jugando al fútbol, ¿con qué te quedas?
- Primero con la opinión que tiene la gente de mí. Me halaga que digan que soy buena persona y me traten con cariño. Eso es lo que más me emociona. Marché de Salamanca sin ser de allí y me querían más que a los que eran de allí. He podido jugar en el fútbol profesional con el equipo del que soy y dejé huella en un equipo del que me hice después.

- Estuviste cuatro temporadas en el Unionistas, pero tu club de siempre es el Real Oviedo. ¿Te gustaría volver?
- Sí, sin duda. Es mi equipo y estoy nervioso por ver si subimos a Primera. Es el equipo que llevo en el corazón desde pequeño y ojalá en un futuro pueda ayudarlos un poco.

- ¿Cómo ves el partido del domingo en Ipurúa?
- Soy optimista, creo que de los pocos, porque hay mucha gente que no lo es. El Oviedo hizo buenos partidos contra los de arriba y cuando no te vale nada más que ganar el plan de partido es claro. Evidentemente el rival es difícil, pero el Oviedo ha dado garantías para poder soñar.

- Si se mete en la fase de ascenso, ¿le ves con opciones reales de ascender?
- Creo que sería el candidato nº 1 para ascender. Tiene el nivel de los mejores equipos de la liga, sin tener la presión de ellos y eso le hace peligroso. No tenemos la presión de ascender este año y equipos como el Espanyol o Eibar sí. El Oviedo tiene ilusión porque lleva más de veinte años fuera de la Primera División.


Once titular del Oviedo en el debut de Héctor Nespral en Segunda - 2015/16

 

© 2011-24 FútbolAsturiano.es - Todos los derechos reservados - correo@futbolasturiano.es - Tlef.: 620 450 237