Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
 

Contacto

en Twitter

en Facebook  
Lotería Las Arenas

Diecisiete años del único título nacional del Avilés

Domingo 26 de Abril de 2020
Fierros

Esta semana se conmemoró el diecisiete aniversario de la victoria del Real Avilés Industrial en Tomelloso, en la final de la Fase Nacional de Copa Federación.


Roberto Urízar presiona a un rival, al fondo Vázquez.

El pasado día 23 se cumplieron 17 años de la consecución por parte del Real Avilés, por entonces Real Avilés Industrial, de la Copa Federación a nivel nacional, el logro más importante del conjunto de la Villa del Adelantado en el presente siglo.

El Real Avilés, dirigido por el gallego Fabriciano ’Fabri’ González Penelas, que tenía como segundo a Jorge Ordóñez Ordóñez, hubo de vérselas a doble partido con el Tomelloso C.F., equipo castellano-manchego cuyo banquillo ocupaba Pedro Sánchez de la Nieta, que ha desaparecido en 2015.

El de ida, disputado en el Suárez Puerta, ante alrededor de 1.000 espectadores, entre los que se encontraba Ángel María Villar, por aquel entonces presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), se inició con bastante retraso, porque el Tomelloso pretendía jugar con su indumentaria habitual, totalmente blanca, a lo que no accedió el colegiado de turno, Alejandro Granda Barros, por lo que hubo que enviar a una persona a Llaranes para que trajera del Muro de Zaro un juego de la segunda indumentaria del Real Avilés, que fue con la que acabó jugando el Tomelloso.


De izquierda a derecha: Julio Scheilch (Consejero delegado del Real Avilés Ind.), Maximino Martínez (Presidente RFFPA), José María Tejero (Presidente) y Ángel María Villar (Presidente RFEF)

El Real Avilés se impuso por 3 a 0, goles todos ellos obra de Alonso, que inauguró el marcador en el minuto 25, al transformar un penalti. El 2-0 llegó en el añadido de la primera parte, gol que fue muy protestado por los jugadores visitantes, que pedían fuera de juego del propio autor, y el definitivo 3-0 llegó en el minuto 71 y fue mucho más protestado incluso que el segundo, porque entendían los manchegos que Alonso se había ayudado con la mano antes de mandar el balón al fondo del portal defendido por Ignacio.

Fabri González alineó de inicio a David Pérez; Vivian, Urizar, Vázquez, Iván Parra; Parente, Gustavo, Uriel, Alonso; Ángel Luis y Lobera. El técnico gallego efectuó un único cambio, dando entrada a Armando Invernón por Lobera en el minuto 60.

El 17 de abril, es decir quince días después, el Real Avilés hubo de rendir visita al Municipal Paco Gálvez, instalación en la que se dieron cita unos 4.000 aficionados que esperaban de uñas a los avilesinos debido en gran medida a la campaña montada por los dirigentes del Tomelloso, que calentaron el partido desde el mismo momento que concluyó el de ida. Buena prueba de ello es la cantidad de pasquines que, como el que reproducimos, inundaban las calles de la localidad manchega y, muy especialmente, los alrededores del Municipal.


Jorge Ordóñez y Fabri González con la Copa.

Sin embargo, con la lección bien aprendida, los discípulos de Fabri supieron capear como buenamente pudieron las embestidas de los locales y, practicando un juego directo, similar al del Tomelloso, crear peligro en balones largos sobre Tonelotto. El delantero murciano, que fue una auténtica pesadilla para los zagueros, se erigió, junto al portero David Pérez, en el héroe de un partido que el Real Avilés acabó ganando con un gol suyo, al cabecear un excelente servicio de Parente desde la banda. Tanto que llegó en el minuto 87 y que, como se pueden imaginar, fue celebrado por todo lo alto por los jugadores, el cuerpo técnico y el puñado de aficionados que estuvieron al lado de su equipo en día tan señalado.

En este encuentro de vuelta, Fabri sí realizó los tres cambios reglamentarios, jugando el Real Avilés con David Pérez; Vivian (Robert, m. 88), Urizar, Vázquez, Parra (Pablo, m. 77); Parente, Gustavo, Uriel, Alonso; Lobera (Ángel Luis, m. 58) y Tonelotto.

Ángel María Villar, que siguió las incidencias del partido acompañado en el palco por los presidentes de la las territoriales de Castilla la Mancha y el Principado de Asturias, Antonio Escribano y Maximino Martínez Suárez, respectivamente, fue el encargado de hace entrega del trofeo a Gustavo, el capitán blanquiazul, lo que dio paso una celebración que empezó en el terreno de juego y finalizó en el propio vestuario.

Álbum de fotos aquí.

© 2011-20 FútbolAsturiano.es - Todos los derechos reservados - correo@futbolasturiano.es - Tlef.: 620 450 237