Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
 

Contacto

en Twitter

en Facebook  

Un penalti condena al Sporting 'B'

Sábado 24 de Agosto de 2019
Isma Corregidor
Majadahonda

El filial sportinguista se vino de vacío de su visita al recién descendido Rayo Majadahonda, tras encajar un gol de penalti en el minuto 65.

1.- RAYO MAJADAHONDA: Basilio; Pablo Martínez (Ródenas 59’), Dean, Adrián Jiménez (A), Andrade (Valentín 86’); Mvondo, Llorente; Iago Díaz, David Martín, Borja Díaz (A); y Rubén Mesa (Carlitos 59’).

0.- R. SPORTING 'B': Javi Benítez; Coto, Villalón, Zalaya, Espeso; Aizpiri, José Gragera (A); César, Pelayo Morilla (Dani Sandoval 63’), Bertín (Garci 85’); y Chiki (Gaspar 68’) (A).

ÁRBITRO: García Verdura.

GOLES: 1-0 m. 65 Ródenas.

INCIDENCIAS: Cerro del Espino. Terreno de juego en perfecto estado. Tarde soleada y calurosa. Unos 400 espectadores.

El Real Sporting 'B' comenzó la temporada con una derrota por la mínima, en su visita a uno de los recién descendidos como el Rayo Majadahonda, en un partido muy disputado que decidió un penalti mediada la segunda mitad.

Desde el inicio fue el Rayo Majadahonda quien asumió su rol de equipo grande favorito de la categoría. El cuadro del ex oviedista Julián Calero -2º entrenador de Fernando Hierro- salió sin especular, presionando arriba, yendo a buscar a un Sporting B que tampoco renunciaba a nada, pero que se veía empujado en su propio campo. No era un acoso y derribo, pero si jugaba el cuadro serrano en campo rival. El balón pasaba más por los pies de los jugadores locales, pero sin ser la posesión estéril de las últimas temporadas, jugando sin profundidad en horizontal.

Sin embargo el dominio y control de partido por parte de los locales, no se tradujo en ocasiones de peligro. El cuadro asturiano defendía bien; mientras que el madrileño no andaba sobrado de ideas en ataque. La capacidad de sorpresa era prácticamente nula; pasando casi todos los balones con peligro por Iago Díaz por la banda diestra. También Dani Martín se mostró activo en el ataque por dentro, pero sin llegar a finalizar. La defensa rojiblanca rayaba a gran nivel, anticipándose y cortando la línea del último pase majariego. Y aunque las pocas ocasiones que se veían eran de los locales, la mejor fue para los gijoneses en una falta directa que tocó en la barrera y en la parte superior del larguero. Por parte local, Rubén Mesa tuvo un par de cabezazos que se marcharon alto; al igual que Dani Martín que vio como Javi Benítez le quitó lo que parecía un gol cantado ya en tiempo de prolongación.

La segunda mitad comenzó con menos ritmo. El juego se equilibró, y se jugaba más en el centro del campo. Aunque los dos equipos trataban de jugar el balón, el cuero no fluía, y apenas se llegaba a las áreas. Aunque las pocas veces que se llegaba, los porteros tuvieron que intervenir de mérito. Primero Basilio sacando un disparo a quemarropa de Pelayo Morilla; mientras que la de de Iago Díaz la sacó Javi Benítez.

Viendo que el partido se embarullaba, ambos técnicos comenzaron a mover el banquillo. Calero introdujo un doble cambio buscando refresco en punta retirando a Rubén Mesa y más aporte desde atrás retirando a Martínez por Ródenas. Y caprichos del fútbol, tras comenzar a mover el banquillo Samuel Baños llegó el tanto de la victoria local. Gragera derribó dentro del área al mejor del partido, Iago Díaz, con García Verdura a apenas dos metros. El colegiado catalán decretó la pena máxima sin dudarlo; encargándose de transformarla una de los que acaba de entrar en las filas locales, Ródenas. El futbolista majariego lo lanzó a la derecha de Javi Benítez, que adivinó la intención y apunto estuvo de detenerlo. Sin embargo, el balón iba tan bien lanzado y tan ajustado al palo que le resultó imposible al cancebero sportinguista.

Tras el gol local, los locales le metieron cloroformo al partido. No es que recurrieran a triquiñuelas para perder tiempo, pero si jugaban más pausado y sobre todo sin precipitación para no perder el sitio. Enfrente, el Sporting B era más un quiero y no puedo que otra cosa. Prueba de ello fue el gol anulado a Bertín por fuera de juego, tras un gran pase de Coto. Por su parte, en el tramo final, Llorente tuvo el segundo con un disparo desde treinta y cinco metros, que se le marchó rozando el larguero.

En definitiva, trabajada y justa victoria del Rayo Majadahonda, que aunque no brilló con su fútbol al menos si sumó la primera victoria de la temporada, que al fin y al cabo es lo que cuenta. Y más en una categoría como la Segunda B, en la que se prodiga poco el buen fútbol.

Álbum de fotos aquí.


 

© 2011-19 FútbolAsturiano.es - Todos los derechos reservados - correo@futbolasturiano.es - Tlef.: 620 450 237