Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
 

Contacto

en Twitter

en Facebook  

El Avilés Industrial, a un paso de Primera División

Martes 25 de Diciembre de 2018
Jorge Valverde
Fotos: FA
Avilés

No, no nos hemos adelantado a la clásica inocentada del 28 de diciembre; para eso aún quedan unos días. Que el Avilés Industrial está más cerca que nunca de ser equipo de Primera División es tan real que mañana, miércoles 26, sabremos si consigue la hazaña.

En lo que atañe al interés de los asturianos en general y de los avilesinos en particular, la cuestión tiene un inconveniente, más que nada porque quizá no haya muchos interesados en invertir más de 24 horas dentro de una serie de aeronaves que les puedan trasladar desde el aeropuerto de Santiago del Monte hasta el de Oriel Lea Plaza. Y es que los partidarios de seguir llamando a su equipo Avilés Industrial, que los hay, no podrían presenciar momento tan especial en el Román Suárez Puerta, sino en el coliseo de la calle Segundino Ugarte, el IV Centenario.

Bien, como ya va siendo hora de que dejemos de cruzar nombres y de desconcertar al despojado aficionado avilesino, que bastante tiene ya con soportar lo que soporta, digamos que quienes están a punto de tocar su particular cielo son los que sienten al Avilés Industrial, de Tarija, ciudad que, a 1.600 metros sobre el nivel del mar, alberga alrededor de un cuarto de millón de habitantes al sur de Bolivia, a escasos cien kilómetros de la frontera con Argentina.


Los hemanos Villty Tarraga dirigen al Avilés Industrial. De azul, Freddy Villty, el presidente

En Tarija, exportadora de gas natural y de producto vitivinícola, la familia Viltty gestionaba el Industrial FC, así nombrado porque, desde su fundación en la primavera de 1980, se consideraba que recibiría el apoyo financiero de las entidades fabriles de la zona. Aunque ese soporte nunca se llegó a consolidar –ahí, otra coincidencia– los directivos no se plantearon nunca suprimir la denominación y, en 2013, decidieron tramitar la fusión –sí, sí, otra coincidencia– con el Club Avilés, representativo de la provincia del mismo nombre, con capital en Uriondo.

En lo deportivo, las cosas han ido bien y el Avilés Industrial, que es propiedad de una familia –y dale con las casualidades–, obtiene el fruto del trabajo bien hecho y del sentimiento que sus dirigentes tienen por el Club. Y aquí, con toda rotundidad, es donde se acaban las coincidencias.

La Máquina, apodo que el Avilés Industrial se ha empezado a ganar esta temporada, por su capacidad para tumbar a rivales más poderosos, se acaba de proclamar campeón de uno de los tres grupos que forman el segundo nivel del fútbol boliviano, denominado Copa Bolívar. Tras la liga regular, cayó en el primer play off por el ascenso, ante el Always Ready, de El Alto, localidad cercana a la capital nacional, La Paz. Ahora se le presenta una segunda y definitiva oportunidad. El rival es el Destroyers de Santa Cruz de la Sierra, el popular Máquina Vieja, que acaba de concluir la liga como penúltimo en Primera División.


Distribución geográfica de la temporada 2018 de la Segunda División boliviana.

En el partido de ida, disputado el domingo en el IV Centenario, el Avilés Industrial no pudo mantener la ventaja que le daba el gol del brasileño Magno Costa y terminó cayendo por 1-2. El resultado no reflejó los méritos del conjunto tarijeño, que, por lo mostrado en la segunda parte, está capacitado para voltear el marcador en Santa Cruz de la Sierra, este miércoles –20:30, hora boliviana, cinco horas más en España–, sobre el césped del Ramón Aguilar Costas. El técnico tarijeño, Horacio Pacheco, presentó la siguiente formación: Sebastián  Angulo; Nahuel Quiroga, Daniel Castellón, Leodán Zenteno, Gerardo Castellón (Javier Ibáñez, 73’); Cristian Valencia, Álex Coronel, Luis Vargas, Ramón Melgar; David Garzón (Fabián Mendieta, 46’) y Magno Costa. Sorprendentemente, no fue alineado el jugador que podría haber marcado la diferencia en la eliminatoria, el máximo realizador del equipo y de Segunda División, Primo Romero, apartado del plantel en el momento crucial de la temporada por una cuestión de grave indisciplina.

Al habla con Futbolasturiano.es, el presidente de la institución verdolaga –verde fosforito es el color mayoritario del Avilés Industrial boliviano–, Freddy Viltty Tarraga manifiesta que “si ascendemos, será un logro histórico para un club de la modestia del nuestro, cuyo desembolso mensual apenas llega a los 70.000 bolivianos, es decir, poco más de 9.000 euros. Estaríamos encantados que, desde España, alguien se animara a invertir en nuestro Avilés Industrial. Hace diez años realicé un curso de entrenador en vuestro país y conozco la existencia del Real Avilés español, del que espero que algún día pueda lograr lo que nosotros tenemos ahora en nuestras manos”.


El Avilés Industrial que formó el domingo, en la ida de la eliminatoria decisiva para el ascenso a la Primera División boliviana. De izquierda a derecha, de pie: Daniel Garzón, Cristian Valencia, Leodán Zenteno, Álex Coronel, Daniel Castellón y Nahuel Quiroga; agachados: Luis Vargas, Magno Costa, Ramón Melgar, Gerardo Castellón y Sebastián Angulo.

Pero, claro, para que los buenos deseos enviados por el dirigente del Avilés boliviano al homónimo español pudieran agarrarse a probabilidad, tendría que producirse un cambio de rumbo total a este lado del Atlántico. Alguien lo tiene tan fácil que sólo le basta con dejar de perseverar en el error, entregar la cuchara y liberar al Club, a no ser que prefiera pronunciar el triste y definitivo “lo maté porque era mío”. En Navidad se reflexiona mejor.
 

© 2011-18 FútbolAsturiano.es - Todos los derechos reservados - correo@futbolasturiano.es - Tlef.: 620 450 237